top of page

La ecología de los objetivos

¿Por qué nos cuesta tanto conseguir algunos objetivos y otros, por lo contrario, parecen fluir?

Unos de los obstáculos más comunes, lo explica bien un viejo proverbio italiano: “no puedes tener el barril lleno y la esposa borracha”.


Nada más lógico que este tradicional dicho. Si quieres que tu esposa esté borracha tendrás que renunciar a tener el barril lleno. Este irónico refrán explica el concepto de la ecología de los objetivos: si tienes deseos incompatibles, para lograr uno de ellos tendrás, probablemente, que renunciar a otro.


Digo probablemente porque, a veces, la incompatibilidad desaparece si, logrando pensar out of the box, flexibilizamos nuestras creencias e integramos las incompatibilidades. ¿Quién lo hubiese dicho hace diez años que la libertad sexual y la monogamia se podían fusionar en el concepto de pareja abierta?


En otros casos la integración es más complicada porque lo deseado entra en conflicto con nuestros valores o creencias, poniéndonos en un jaque mate mental.


Si estoy en Roma y deseo ir, al mismo tiempo, a Milán y a Nápoles, tendré que tomar una decisión, definir unas prioridades para no dar un paso para adelante y otro para atrás y acabar quedándome donde estoy.



La ecología de los objetivos

Cuando en Sustainable Thinking Coaching hablamos de la ecología de los objetivos, nos referimos a la compatibilidad y a la sinergia que necesitamos lograr entre nuestras metas, valores y creencias para poder sentirnos alineados, seguros y coherentes.


Pensar de forma sostenible empieza por aprender a valorar la reflexión, la pausa, el análisis de nuestro propio pensamiento y dejar de sentirnos satisfechos solo cuando estamos agotados después de un día de actividad, aunque hayamos actuado, la mayoría del tiempo, como gallinas sin cabeza.


Muy a menudo con mis alumnos y clientes descubrimos que tenemos que volver a replantearnos algunos de sus deseos. A veces es suficiente que una sola de sus metas no sea compatible con el resto de las demás para que todo el tiempo actúen como un coche que acelera con el freno de mano puesto, ósea, que vivan gastando sus recursos y acaben fundiendo su motivación.



10 minutos

Tomate un tiempo cada día, aunque sean 10 minutos antes que se despierte toda la familia o antes de encender el móvil. Tomate un tiempo para ti y describe, mejor si en un papel y con todo lujo de detalle, 5 metas que para ti son importantes.


Luego evalúa cada una de ellas en relación con las demás y desde distintos puntos de vista para descubrir si hay algún conflicto. Si encuentras algunos, necesitarás volver a definirlas apelando a tu creatividad y sentido común. Si realmente no hay solución, lo mejor es renunciar a la menos relevante, hacer las paces con tu orgullo, superar la frustración y pasar página.


Si los límites son más bien nuestras creencias, podemos trabajar sobre ellas.

Es complicado divorciarse si suponemos que la separación es sinónimo de fracaso o, por el contrario, encontrar pareja si la percibimos como una pérdida de nuestra libertad.

En ambos casos podemos aprender a flexibilizar dichas evaluaciones, integrar valores positivos y ampliar la perspectiva desde la cual las estamos evaluando. No todo es coser y cantar, pero es posible, con un poco de constancia y sin quererlo, todo para ayer.


Si queremos aprender a pensar de una forma sostenible es necesario mejorar nuestra eficiencia y eficacia mental y, antes de preocuparnos del porqué no consigues lo que deseas, comprobar que de no estamos deseando todo y su contrario, porque, como nos recuerdan también los ingleses, “You can’t have your cake and eat it”, no puedes tener un pastel y comértelo a la vez.


Si el secreto de una buena pizza está en la masa, uno de los secretos del Sustainable Thinking está en la eficiencia de nuestras estrategias mentales.



Mejorar nuestro bienestar

Te puedo enseñar las estrategias metales y conductuales del Sustainable Thinking (Pensamiento Sostenible) para pensar, sentir y actuar de una forma más eficaz, eficiente y coherente con tus metas y valores.


Mejorar la calidad de nuestra vida, gozar de nuestras metas y aprender a ser más felices es una cuestión de entrenamiento.


Si quieres recibir gratuitamente los artículos que publico en este blog, clica aquí o apunta tu mail en el formulario más abajo. Si crees que este artículo puede interesar a otras personas, siéntete libre de compartirlo con quien consideres utilizando los enlaces a las redes sociales que aparecen al final de este texto.


Si desear mejorar tu vida personal y profesional, te puedo enseñar a dominar las estrategias del Sustainable Thinking en el máster que ofrezco online en directo. Clica aquí para agendar cuando te iría mejor que te llame para aclarar tus dudas y darte toda la información que precises.


Muchas gracias de antemano.

Luca



Comments


bottom of page